Seguridad en la fotografía de recién nacido

Seguridad en la fotografía de recién nacido

Uno de los temas que más preocupa a las mamás y papás a la hora de hacer una sesión de fotografía de recién nacido, es la seguridad de sus bebés. Como fotógrafos profesionales nos formamos en todas los aspectos de nuestro trabajo. La iluminación, las cámaras y  los objetivos, y sobre todo debemos tener en cuenta la seguridad.

Es importante informar antes a los padres cómo transcurrirá la sesión.

Y resolver las posibles dudas que puedan tener.

En la fotografía de recién nacido,

el que manda es el bebé

El bebé nunca se debe dejar solo ni un segundo y menos encima de un soporte. Una persona permanecerá siempre cerca de él mientras lo están fotografiando y también después.

No forzar posturas que al recién nacido le puedan resultar incómodas.

Rodear al newborn, no pasar nunca por encima.

No presionar sobre las zonas blandas de la cabeza del bebé como por ejemplo la fontanela o las zonas de la sien.

No utilizar nunca objetos que se puedan romper o caer cerca del bebé.

Los contenedores donde se colocan los bebés deben tener dentro algo que le de peso y se protegerán los bordes.

No colocar objetos sin sujeción por encima de él.

Escuchar y seguir los ritmos de sueño y de alimentación del recién nacido. Nos tomamos este tipo de sesiones de fotos con mucha calma porque sabemos que el que manda es el bebé.

La temperatura de la habitación deberá ser la correcta, para que el bebé no pase ni frío ni calor. Entre los 26 o 30 grados es la temperatura ideal y variará dependiendo de cómo se sienta el bebé. A los recién nacidos les cuesta regular la temperatura corporal por lo que estaremos siempre atentos a si tiene frío o calor.

Hay que estar atento al color de las extremidades y de los labios, ya que la circulación sanguínea de los bebés no es tan buena como la nuestra. Su corazón hace poco que ha empezado a latir, por eso hay ciertas posturas en las que no hay que dejarlos más tiempo del adecuado.

El material utilizado durante las fotografías del reportaje de bebé se lava antes y después de su utilización con detergentes especiales. Ya sabemos lo importante que es la higiene.

El sonido blanco ayuda a calmarlos.

Sabemos lo delicados que son los bebés nada más nacer, la paciencia que hay que tener y los ritmos tan “locos” que tienen.


Posar al recién nacido en las sesiones de newborn requiere también técnica y aprendizaje. A través de la formación y de la práctica se hace algo natural, y forma parte de nuestro flujo de trabajo.

Pero lo que prima por encima de la estética es la seguridad


  • All
  • I) Ofertas y Packs
  • II) Fotografía de bebés futura mamá y familias
  • III) Edición
  • IV) Marketing y diseño para fotógrafos
  • V) Principiantes
  • VI) Avanzados

Promoción del mes

Aprovechá el pack

de Diseño Nivel Avanzado!

Últimas horas de oferta

00
days
:
00
hours
:
00
minutes
:
00
seconds